Hacer periodismo en España vs. hacer periodismo en UK

Hace dos semanas publiqué un artículo: Cómo abrir un portal de datos públicos (y que no cierre en un año). Me había empeñado en entender cómo funciona la apertura de datos en la administración (local, regional o nacional) porque imaginaba que sería algo más complejo que montar una web, así que sugerí el tema en eldiario.es, lo aceptaron y empecé a trabajarlo.

El resultado está en el texto. Pero más allá de eso hubo algó que me cabreó mientras lo hacía: la tremenda diferencia entre conseguir información en Reino Unido y en España.

Los catálogos de datos nacionales son webs públicas que hace la administración. En Reino Unido se encarga un equipo de cinco desarrolladores y un jefe desde la Cabinet Office, la oficina encargada de que todo vaya bien en el Gobierno. En España la parte técnica la hacen en red.es, una entidad pública empresarial (una empresa dentro de la administración, como si fuera otro departamento) y la estrategia en el Ministerio de Industria.

Contacté por email con el jefe de data.gov.uk un miércoles por la tarde y el viernes por la mañana lo entrevisté en persona: charlamos durante media hora en el HM Treasury, en el centro de Londres. Muchas de sus declaraciones están en el texto. Contacté con datos.gob.es un jueves por la mañana. Me respondieron ese viernes para indicarme que estaban tramitando la entrevista. El lunes siguiente me escribió otra persona pidiendo un cuestionario para concertar una entrevista telefónica. Lo envié. Respondieron una semana después para decirme que mejor hacíamos la entrevista por escrito por la apretada agenda de quien iba a responder. Respondí que al día siguiente tendría prisa porque iba a enviar el texto y que podían pasarme información (mi cuestionario para entonces se había reducido ya a una sola pregunta) para intentar incluirla. Me escribieron un email porque la persona que iba a responder andaba preocupada: como el cuestionario se había reducido y sólo había una pregunta que completaría una pieza ya escrita, estaba “intranquila” porque no conocía “el contexto en el que aparecería su declaración”. Llamé, expliqué de qué iba la pieza. Pidieron que enviara un trozo del texto para comprender el contexto Lo hice y un par de horas más tarde me respondieron a la pregunta.

Copio la mitad de la respuesta (el resto es parecido y el resumen se puede leer en el artículo).

“Los conjuntos de datos del Catálogo que se federan se envían al portal datos.gob.es, Catálogo Nacional de datos abiertos, de forma automatizada y mediante un fichero de datos en formato semántico DCAT/RDF. De este modo, se registran los conjuntos de datos en el Catálogo Nacional sin necesidad de hacer la doble labor de catalogar los conjuntos de datos en ambos catálogos. Desde datos.gob.es se ha estado apostando por una solución técnica para apoyar y facilitar la actualización constante de la información reutilizable desde los órganos publicadores en el Catálogo de datos datos.gob.es, tal y como se indica en el Real Decreto 1495/2011, sobre reutilización de la información del sector público para el ámbito del sector estatal. Esta solución se ha logrado gracias a: el desarrollo de un módulo federador para la lograr la interoperación técnica entre los catálogos federados y la publicación de la Norma Técnica de Interoperabilidad de reutilización de recursos de información, con la que se alcanza la interoperabilidad semántica entre catálogos”

Una vez más (porque ya van unas cuantas con la administración española, tanto como estudiante como periodista) me acordé de mi favorita de las doce pruebas de Astérix y Obélix.

Al día siguiente le conté la historia a un compañero francés que me dijo: ellos (los británicos) son los que innovan. Nosotros (los franceses y los españoles) somos followers.

1. En Reino Unido es más fácil conseguir que alguien del sector público te explique algo que en España (no es la primera vez que me sucede).

2. En Reino Unido se les entiende mejor cuando cuentan algo (a estas alturas aún hay frases que no logro digerir de la respuesta que me dieron en datos.gob.es).

2. En Reino Unido hay más acceso a más datos (de eso iba mi artículo) y pedir una entrevista no es un dolor de cabeza, así que se puede hacer mejor periodismo (de datos y del que no lo es) que en España. Los políticos británicos también dimiten mejor.

*

Por lo demás: Londres sigue a lo loco y entre el trabajo, los segundos trabajos, las visitas y las fiestas en rotondas o vías del tren, mis ojeras se han caído hasta los pies, pero esto son otras historias que merecerán otros posts – de los de persona no tan seria.

Y sigo, como siempre, dando la brasa en Twitter tanto o más que disfrutando de la ola de calor de ¡30º! de la ciudad.

En la foto, el edificio del HM Treasury.

Besos desde aquí,

Lía

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s